Sociedad

Proyectos de energía renovable enfrentan importantes retrasos por demoras con los permisos de ejecución

Noviembre 24, 2020

La falta de coordinación en la entrega de autorizaciones para el traslado de los componentes de lo parques eólicos desde los puertos a los sitios de construcción y la lentitud de los trámites ante el Consejo de Monumentos Nacionales están complicando estas construcciones.

Proyectos de energía renovable enfrentan importantes retrasos por demoras con los permisos de ejecución

Más de US$ 13.000 millones de inversión en proyectos de generación renovable no convencional (ERNC) -equivalentes a unos 7.400 MW de capacidad- estaban declarados en construcción a fines de septiembre pasado de acuerdo con datos de la Asociación de Generadores de Chile.

Buena parte de esas iniciativas fueron comprometidas en la licitación eléctrica de 2016, cuyos contratos en muchos casos entran en vigencia en menos de dos meses, el próximo 1 de enero, y son claves para bajar las taridas que pagan los clientes residenciales del país. Sin embargo, la construcción de varias de las iniciativas que sustentan esos convenios enfrentan retrasos en su construcción.

Son al menos 20 iniciativas mayoritariamente eólicas y por un monto de inversión que ronda los US$ 3.500 millones las que enfrentan complicaciones, debido a problemas de coordinación en la entrega de permisos con organismos como Vialidad y el Consejo de Monumentos Nacionales.

En el primer caso, las regiones del Biobío y la Araucanía enfrentan una "congestión" de proyectos ERNC, que se produce por la imposibilidad de trasladar los equipos de generación desde el puerto hasta los sitios de construcción. En la industria comentan que esta situación comenzó en agosto y con el paso de las semanas se ha ido agravando. En este caso, se trata de siete proyectos eólicos de tres empresas que aportarán unos 740 MW de capacidad a la red e involucran una inversión en torno a los US$ 1.700 millones, y de ellos, este momento hay cinco que están recibiendo equipos.

El problema se produce porque, aduciendo razones de seguridad, la Dirección de Vialidad ha limitado el tamaño y la frecuencia de desplazamiento de las caravanas que transportan las piezas de las turbinas eólicas, las que por su tamaño corresponden a cargas sobredimensionadas que además de camiones especiales requieren escolta policial. "En la actualidad, las autoridades permiten mover el equivalente a una turbina por semana, y a ese ritmo, mover todo lo que se requiere tomaría al menos dos años" señala Mario Pavez, gerente de ventas y desarrollo de Vestas, empresa proveedora de equipos a algunos de los proyectos afectados.

Buques a la gira esperando descargar

Conocedores del tema comentan que pese a que Puerto Lirquén, donde llegan los componentes, amplió su capacidad, esto no fue suficiente y habría buques que llevan más de 30 días a la gira esperando un espacio para descargar. La situación es apremiante para las empresas y se estaría replicando también en la Región de Antofagasta, donde en este momento se construyen cinco proyectos en simultáneo.

"Más allá del problema puntual que se está dando en ciertas zonas geográficas del país, desde Acera creemos que esta es una situación que debe abordarse con una mirada de largo plazo, sobre todo pensando que para cumplir con los compromisos de descarbonización de nuestra matriz eléctrica hacia el 2040 y 2050 será necesario reemplazar una gran cantidad de generación fósil por proyectos renovables", dijo Darío Morales, director de estudios del gremio que agrupa a los generadores renovables.

El ejecutivo destacó que las empresas están organizadas y trabajando en forma conjunta en búsqueda de soluciones, para lo cual han contado con el apoyo del Ministerio de Energía, que ha tratado de coordinar con las reparticiones involucradas.

Desde la cartera, explicaron que las gestiones realizadas en las últimas semanas ante los ministerios de Obras Públicas e Interior permitirían que a partir de esta semana se duplique el número y la longitud de las caravanas autorizadas diariamente, y que los traslados se extiendan los días sábados y domingos. Al mismo tiempo, trabajan con Interior para aplicar un cambio normativo que el Gobierno anunció hace más de un año y permitiría reemplazar la escolta policial por guardias privados en el traslado de carga sobredimensionada.

 

Fuente: El Mercurio